miércoles, 4 de noviembre de 2015

La Gatoteca

Como su propio nombre indica, la "Gatoteca" aúna dos conceptos, de primeras, dispares: gatos y biblioteca/café. Sí, sí, como lo oís. 
Si sois unos amantes del mundo felino y queréis pasar una tarde de otoño al abrigo de un buen café en la más agradable compañía, no dudéis en acercaros a este singular local situado en la calle Argumosa 28, en pleno corazón de Lavapiés.

Y es que la Gatoteca fue concebida por su fundadora como un proyecto de fin de carrera y ya cuenta con dos años de vida a sus espaldas. También se alza con el galardón de "primer bar de gatos de España", importando este innovador concepto de Asia. En concreto, este tipo de cafés nacieron en Taiwán en 1998 y es en Japón donde se pueden encontrar los máximos exponentes de esta tendencia (los Neko Café). Ya en los últimos años esta idea estaba tomando fuerza en varias ciudades europeas. Pero la Gatoteca le ha dado una vuelta de tuerca a la propuesta asiática orientándola hacia una labor social como es la adopción de gatitos abandonados. 
Este local constituye la sede física de la Asociación ABRIGA, asociación sin ánimo de lucro destinada a ayudar a los gatos sin hogar y que colabora con otros refugios, protectoras y asociaciones de España. 

Este particular club gatuno funciona como una gran casa de acogida para felinos, compaginándolo con la oferta de multitud de servicios para el humano, donde cabe destacar su principal función de cafetería, aunque no una al uso. Podrás tomarte una café, un té, un refresco o lo que te apetezca (sin alcohol) al mismo tiempo que conoces a los gatos residentes, los acaricias, juegas con ellos (vigilando ciertas normas) y, si surge el amor, puedes llegar a tramitar una adopción.


La cafetería es una zona de autoservicio y funciona de manera poco convencional. Cada vez que acudes, te invitarán a la primera consumición. Si quieres tomar algo más durante tu visita, puedes bajar en cualquier momento, servirte lo que desees, dejar una donación a voluntad y volver a entrar con los gatos, puesto que se encuentran en otra estancia acondicionada. Es decir, en lugar de cobrar por la bebida, lo hacen por el tiempo de estancia. Una vez que tienes tu bebida, hay varias formas de entrar. Una de ellas es hacerse socio de ABRIGA disfrutando de algunos descuentos y actividades exclusivas, otra es la visita libre y puntual, y si le coges gusto, siempre podrás sacarte los bonos por horas que salen más económicos.




Antes de entrar te colocan una pulsera con la hora a la que entras, de forma que puedas gestionar tu tiempo de estancia. Puedes estar todo lo que te apetezca sin límites, de diez minutos en adelante y el pago siempre se realiza al finalizar la visita. Para que os hagáis una idea la media hora ronda los cuatro euros, una hora seis euros y, a partir de ahí, fraccionan los seis euros en minutos. Tienen también 50% de descuento para jubilados y para discapacitados y sus cuidadores; niños hasta 14 años incluidos pagan una entrada única de 3 euros todo el tiempo que quieran estar (máximo dos niños por adulto) y también hay otras ofertas temporales que van cambiando. El fin de este dinero es autofinanciar el proyecto costeando los tratamientos veterinarios, el espacio etc.

Para ello, además, se organizan gran cantidad de actividades educativas, terapéuticas y lúdicas del mundo felino como cursos, charlas para que las personas que tienen un gato en casa aprendan cómo cuidarlo correctamente, terapias asistidas para discapacitados y todo tipo de actividades de entretenimiento tales como yoga con gatos, conciertos en acústico, talleres de manualidades, festivales, mercadillos… siempre en torno a los gatos o en colaboración con ellos.
Y como no podía ser de otra forma, también celebran el Día Internacional del Gato con un festival gatuno, el Festimiau.


Nosotras no pudimos resistirnos a comprar una de las tazas que tienen  personalizadas con cada uno de los gatetes



Anexo a la cafetería hay un espacio comercial lleno de productos y artesanías para gatos y amantes de los mismos, todo de temática felina, y adquiriendo cualquier artículo también colaboras con el proyecto.
Pero vamos con la experiencia central de esta cafetería al más puro estilo "gatoterapéutico". Como hemos dicho, la estancia donde se encuentran estos intrépidos amigos está separada de la zona de tienda y cafetería, y cuenta de un aforo limitado para garantizar el bienestar de los mininos. El interior es como un salón de casa muy grande, de dos plantas, con sofás coloridos, retratos gatunos, mesitas bajas, libros, wifi gratuito y… ¡muchos gatos, juguetitos, rascadores y demás variedad!  
En uno de los extremos de la sala, hay una pequeña habitación a la que se prohíbe el paso: es el cuarto de adaptación para los nuevos gatos. Y es que en la Gatoteca cuentan con un equipo veterinario y de voluntarios que vela por la salud de estos pequeños, por su correcta aclimatación al centro y hacen un seguimiento cuando son dados en adopción.

Nada se deja al azar, por ello también nos recomiendan un decálogo de buenas prácticas muy fáciles de llevar a cabo y que es conveniente que echemos un ojo antes de pasarnos por allí, como por ejemplo:
– Para evitar accidentes, si se quiere tomar algo que esté en cristal deberemos pasarlo a un vaso de papel.

– Cuando un gato está durmiendo se le puede acariciar con cariño pero no molestarles ni despertarles.

– Se puede jugar con los gatos, tocarles, dejar que se suban encima nuestro… pero no podemos obligarles a estar con nosotros, darles de comer o cogerles en brazos.

– Se pueden tomar todas las fotos que se deseen pero sin flash, y también tenemos que lavarnos las manos con un poco del gel desinfectante en seco a nuestra disposición antes de pasar con ellos.

Y con esta completa guía ya estamos preparados para aventurarnos en el fascinante mundo de los gatos. Plan ideal para los amantes de los mismos y de los animales en general. Esperamos que lo disfrutéis y colaboréis con esta bonita causa.

Recordad lo encontraréis en: 
C/Argumosa 28, justo detrás del Museo Reina Sofía y al lado de la estación de Atocha. 
Horarios: de martes a domingo abierto desde las 11h. Última visita todos los días a las 21:30 horas.
Lunes acceso exclusivo para SOCIOS y VOLUNTARIOS de las 17 a 19h.
Y en su web y otras redes sociales donde encontrarás más información sobre ABRIGA, el proceso de adopción, la agenda de eventos y el blog de la Gatoteca y una orla con todos los miembros felinos que están o han pasado por estas instalaciones, entre otros apartados.