domingo, 31 de enero de 2016

Mirador de Moncloa


¿Alguna vez creíste posible visitar todos los puntos claves turísticos de la capital en un mismo día? Si quieres tener todo Madrid a tu alcance, esta es la mejor opción. Visitar al mismo tiempo todas las joyas que guarda la ciudad a vista de pájaro y al alcance de la mano. Parece magia pero es real.
El mirador de Moncloa te da el pase a todo lo que habías imaginado desde una perspectiva privilegiada. ¡No apto para los que sufren de vértigo!

                                     

La Torre de Iluminación y Comunicaciones del Ayuntamiento de Madrid es su nombre verdadero, aunque es más conocida como Faro de Moncloa. Una estructura de 110 metros de altura, situada en la Ciudad Universitaria en el distrito de Moncloa-Aravaca, a pocos metros del Museo de América, rompiendo la estética de la zona con un enfoque metálico y moderno. Es visible desde todo el noroeste de la capital.

Fue proyectada por el arquitecto madrileño Salvador Pérez Arroyo en 1990 pero no se construyó hasta el año 1992, con motivo de la capitalidad cultural europea de Madrid de aquel año. Hoy ocupa el lugar 11º de las construcciones más altas de Madrid, seguida muy de cerca por el Edificio BBVA, en AZCA. El acceso a la parte del mirador, a 92 m de altura, se efectúa a través de dos ascensores panorámicos exteriores acristalados, tardando unos veinte segundos en llegar a la cima, hasta una plataforma a modo de platillo volante, en forma de media luna, desde donde se divisa toda la ciudad y donde, propiamente, se encuentra el mirador e incluso una cafetería. 

                                         

Su recubrimiento metálico y sus líneas curvas y afiladas denotan cierta fascinación por lo tecnológico, en un estilo muy del gusto de la década de 1990, que tuvo por objetivo transformar el entorno de la Ciudad Universitaria y Argüelles.
No sólo su atractivo arquitectónico sirve de reclamo sino que su principal propuesta es la oferta de una vista sobre el paisaje urbano de Madrid y la sierra de Guadarrama de 360 grados. 


Pero analicemos más detenidamente lo que podemos contemplar desde este mirador privilegiado. Desde esta posición las distancias se ven un tanto alteradas. Los rascacielos de AZCA, coronados por la esbelta Torre Picasso, y el Palacio de Cibeles parecen estar muy cerca, y, sin embargo, cuando bajamos andando por el Paseo de la Castellana tardamos muchísimo en llegar de una punta a otra. También podremos vislumbrar sin esfuerzo la vasta extensión correspondiente a la Casa de Campo. Y enmarcando tan imponente escena, en el horizonte, se perfila la sierra madrileña. Si somos afortunados y no nos topamos con nubes o niebla, es posible ver, incluso, el Monasterio de El Escorial, en cuya planta está inspirado el Cuartel General del Ejército del Aire, su versión en miniatura, justo delante del mismo Faro de Moncloa. A través de sus enormes cristaleras se pueden contemplar el Palacio Real o la Catedral de la Almudena. En la Gran Vía sobresale el Edifico Telefónica, el primer rascacielos de Madrid. Aunque desde hace unos años, las grandes protagonistas en el horizonte madrileño son las Cuatro Torres, de las que sorprendentemente sólo vemos tres, ya que la Torre Espacio queda justo detrás de la Torre de Cristal. Sin duda, un inolvidable Skyline que ya podemos disfrutar en todo su esplendor puesto que los días, cada vez, son más largos y luminosos. No obstante, aunque es conveniente verlo con luz diurna para apreciar los detalles, sin duda, ver Madrid con la iluminación nocturna es totalmente recomendable. La ciudad sumida en la oscuridad, únicamente rasgada por los leds y puntos de luz de casas, oficinas y luces de neón, dan a la perspectiva un carácter diferente y festivo.

                                       

Los visitantes otean el horizonte como si fuera un mapa. Es algo precioso el comprobar que cada uno busca sus puntos de referencia. Los madrileños siempre preguntan donde cae su barrio y los turistas por dónde queda el Palacio de la Moncloa, Toledo o Segovia. 
A lo largo de todo el mirador, diversos atriles con imágenes representativas y sus correspondientes leyendas nos ayudan a orientarnos en la panorámica madrileña y a ubicar edificios y monumentos estandartes de la capital. Esta barandilla informativa hace un repaso por el crecimiento y la evolución de la ciudad a lo largo de su historia. Cuenta con reproducciones a escala de 50 de los principales edificios y enclaves que desde aquí se contemplan, acompañados de datos de interés y curiosidades, tanto en español como en inglés. Torrespaña, el Palacio de Cibeles, el cementerio de San Isidro o el Centro de Patrimonio Histórico "Corona de Espinas" son algunos de ellos. 

                                      

Realmente, una experiencia completa por un módico precio de 3 euros (1,5 euros para niños entre 7 y 14 años, desempleados, mayores de 65 años, personas con discapacidad y su acompañante. Gratis para niños hasta 6 años incluido). Las entradas pueden adquirirse en el vestíbulo principal del faro y en el Centro de Turismo de la Plaza Mayor. 

De martes a domingo, entre las 9:30 y las 13:00, es posible visitar el Faro de Moncloa acompañado por un guía. A partir de las 13:30 hasta las 20:30 la visita es libre. El recorrido, que puede ser en español o en inglés para un grupo máximo de 25 personas, se hace de la mano de un guía profesional, que proporciona información de interés sobre Madrid y sus puntos más visibles durante un máximo de 45 minutos. Durante el resto del horario de apertura, de martes a domingo de 9.30 a 20.30 horas, hay una entrada general con visita libre y la misma duración (último acceso 19.30).
El acceso al mirador del Faro estará siempre sujeto a las limitaciones de aforo del mismo. Las visitas al mirador del Faro de Moncloa se podrán ver afectadas por las inclemencias meteorológicas. En caso de condiciones adversas, el acceso al mirador permanecerá cerrado.
El Faro de Moncloa cuenta también con un punto de información turística en su base. Abre los 365 días del año, de 09:30 a 20:30 horas (el mirador del Faro cierra los lunes que no sean festivos) y ofrece información general sobre la ciudad de Madrid, su agenda de ocio, y los productos y servicios que el Ayuntamiento de Madrid pone a disposición del viajero, como su Programa de Visitas Guiadas Oficiales, su tarjeta turística Madrid Card o el autobús turístico Madrid City Tour.

                                   

Este faro cuenta, además, con fama reconocida puesto que ha sido la localización de algunos rodajes de series tan sonadas en el panorama televisivo español como "Los hombres de Paco" y, además, ha protagonizado algunos sucesos de los cuales se han hecho eco los medios y que lo han envuelto en cierta polémica.
Por ejemplo, al poco de su inauguración, debido al fuerte viento, algunas de las planchas metálicas que recubrían la torre se desprendieron y cayeron al suelo, sin que hubiera que lamentar desgracias personales. 
La torre alojaba una escalera en forma de espiral cuyo pasamanos producía frecuentes descargas de electricidad estática a quien lo tocaba. Esta fue una de las razones por las que a tan sólo 13 años de su construcción, en agosto de 2005 tras el incendio del edificio Windsor, fue cerrado para uso turístico en cumplimiento estricto de la normativa de seguridad del propio Ayuntamiento de Madrid.
Recientemente, se declaró un incendio en la sala de máquinas de un ascensor, siendo el faro desalojado sin heridos. No obstante, y más allá de los incidentes puntuales anecdóticos, consideramos que es una propuesta diferente e inusual con la que disfrutar de Madrid desde otro prisma diferente.

                                     

Dedicar algo de tiempo a explorar la Ciudad Universitaria, que cuenta con algunos de los museos más interesantes de Madrid, es una forma de convertir la visita al Faro de Moncloa en algo más enriquecedor. Justo debajo de la torre, está el Museo de América, que presenta entre sus fondos de arte colonial y precolombino el tesoro de los Quimbayas. Para quien tenga más hambre de cultura, a cinco minutos andando, el Museo del Traje tiene un impecable programa de exposiciones sobre indumentaria. 


De Madrid al cielo. Y nunca mejor dicho.


INFORMACIÓN DE INTERÉS
Dirección: Avenida Arco de la Victoria , 2
Metro Moncloa (L3, L6)
Autobús 44, 46, 82, 83, 132, 133, 160, 162, A, G