domingo, 12 de febrero de 2017

Patatas chips al microondas

Buenas lunátic@s!!! Ya hace un tiempecillo que no subíamos una receta y justo hace poco descubrimos una deliciosa y de las más sencillas que puedan existir y que se puede hacer incluso con niños.

¿A quién le gustan las patatas fritas? Seguro que tú lun@tico habrás pensado: "¡ Y a quién no! Pero no debo comerlas..."
 ¿Y si te dijéramos que hay una forma de hacerlas como las de bolsa y mucho más saludables? Pues sigue leyendo que ahí va la receta:

Necesitaremos:

  • Patatas (una o dos por persona, dependiendo del tamaño y del hambre jejeje)
  • Agua
  • Aceite de oliva
  • Una mandolina o si eres muy mañoso con el corte fino de patatas puedes usar un cuchillo.
  • Microondas.
  • Sal al gusto.

En primer lugar, pelaremos las patatas y las dejaremos en remojo en agua unos 5-10 minutos para eliminar el almidón.

 Con ayuda de la mandolina las cortaremos en rodajas finas (aunque no transparentes a ser posible), si eres muy habilidoso puedes hacerlo a mano con un cuchillo.

En un plato llano pondremos en su centro un chorrito de aceite e iremos colocando las patatas que previamente habremos pasado por el centro con el aceite (por un solo lado de la rodaja).
Cuando estén colocadas (dependiendo del plato y de la patatas entraran unas 10-15 rodajas), esparciremos unas gotas más por encima o bien con ayuda de una brocha o con un aceitero en spray.



 ¡Ahora ya está casi todo el trabajo hecho!
Meteremos las patatas en el microondas a 700-800 de potencia durante 5 minutos (esto dependerá de cada microondas por lo que en la primera tanda de patatas debéis calcular el tiempo de vuestro micro). 

A los 5 minutos aún no estarán del todo hechas, pero con ayuda de una paleta, un tenedor o un cuchillo levantaremos ligeramente las patatas del plato para que en el último toque de calor no se peguen (a nosotras nos pasó la primera vez).

Por último le daremos 2 o 3 minutos más de calor al microondas hasta que estén doraditas (no quemadas) y con cuidado las sacamos y echamos sal al gusto. 
¡Y a disfrutar de nuestras riquísimas patatas!



Esperamos que os haya gustado la receta, si es así animaros a hacerla y a compartirla ;)