domingo, 14 de febrero de 2016

Mercado de motores

Si quieres un plan alternativo pero lleno de encanto para este San Valentín, no dudes en visitar el Mercado de Motores. Archiconocido en el panorama de ocio y cultura madrileño, hoy os rescatamos esta propuesta tan original cuyo nombre despista un poco.


Para quién a estas alturas no lo conozca, el Mercado de Motores de Madrid es un referente en cuanto a la cultura vintage y de segunda mano se refiere, que tan de moda está ahora.
Se define como un mercado con productos vintage, segunda mano, diseño, comida y música en una antigua estación de tren. Poco a poco se ha ido consolidando cómo uno de los mercados más interesantes, para adquirir detalles originales, ropa o muebles en Madrid

Sus creadores, Teresa Castanedo y Juan Fraile llevan organizando este mercadillo desde el año 2012. Comenzaron en una preciosa nave propiedad de la compañía Metro de Madrid llamada Nave de Motores (de ahí surgió el nombre, que han mantenido) pero ante el éxito de público y vendedores con ganas de exhibir sus productos en esta feria, en 2013 decidieron cambiar el emplazamiento a un recinto más grande y todavía más impresionante a la vista: el Museo del Ferrocarril.

Mercado de Motores se celebra ahora allí, en la antigua Estación de Delicias, convertida en Museo y donde un fin de semana al mes (el segundo) conviven más de 200 pequeños artesanos, diseñadores, cocineros y creadores de todo tipo con las más de 30.000 personas que, de media, visitan la exposición en cada edición.


Su inspiración para organizar Mercado de Motores procede de los mercadillos encantadores de ciudades como Nueva York, Londres o Berlín, pero que no existían por aquel entonces en Madrid.

No son exactamente un Flea Market ni tampoco una Pop Up. Constituyen más bien una plataforma donde puedes conocer, probar y comprar productos españoles originales y donde pasar un buen rato oyendo música en directo, comiendo y tomando algo, y disfrutar de trenes centenarios que algún día transportaron gente de aquí para allá.

Si eres emprendedor y quieres dar salida a tu marca personal puedes vender ropa, muebles, objetos de decoración, accesorios, arte y productos gourmet para llevar (con degustación pero no consumo in situ) poniéndote en contacto con ellos a través de su página web: http://mercadodemotores.es/
La originalidad es una de sus señas de identidad, empezando por el lugar en el que se celebra, la antigua estación de metro de Delicias, que acoge el Museo del Ferrocarril en Madrid. Allí, en medio de viejos trenes y locomotoras a vapor, los andenes de la centenaria estación se vuelven a llenar de visitantes curiosos por rebuscar entre los originales puestos que se dan cita una vez al mes. De hecho, algunos de los vagones en su interior están ambientados como eran en la época, y existen pasarelas para asomarse a ellos.






Pero la experiencia no se limita al mercadillo, ya que la cita permite además disfrutar de la música, con conciertos en directo -tanto en el andén cubierto cómo en la terraza exterior-, ofertas gastronómicas -un café en el interior y puestos de comida en el exterior- y entretenimiento para los más pequeños.


Se compone de dos partes diferenciadas. La parte de los particulares, que está situada en el exterior del museo del Ferrocarril, y en la que cualquier particular puede vender sus posesiones más preciadas (bajo inscripción). En esta parte podremos encontrar verdaderos tesoros de segunda mano, pero os avisamos que es muy recomendable ir a primera hora de la mañana, ya que las mejores gangas suelen volar muy rápido.


La otra parte está situada en el interior de la estación, y en ella exponen tiendas profesionales. Podremos encontrar relojes, zapatos, muebles, fotografía, una larga gama de productos artesanos, piezas retro, alimentos ecológicos, artículos de coleccionista y antigüedades, ideas originales, construcciones efímeras, arte infrecuente...
Para seleccionarte como vendedor se tiene muy en cuenta la originalidad y tipo de producto que presentes, su procedencia, la calidad de los materiales con los que está hecho y tu experiencia y buena imagen a la hora de montar un puesto. Pequeños comercios incipientes y profesionales independientes encuentran aquí su escaparate ideal al comercio nacional.

El entorno, como decíamos, es inigualable. Ubicado en el museo del ferrocarril, podremos contemplar todos los trenes a vapor antiguos que allí se alojan, además de disfrutar de una magnífica terraza en la parte trasera, dónde se programan actuaciones de música en directo. También dispone de múltiples puestos de comida al estilo "food truck", a precios asequibles (¡ojo! con moneda propia del recinto así que tendrás que pasarte a hacer cambio de moneda). Los clásicos puestos de perritos, hamburguesas, ceviches, papas o croquetas saciarán el apetito de tanta compra. Incluso hay una pequeña locomotora a modo de atracción infantil, en la que los más pequeños seguro disfrutarán muchísimo.



En resumen, este mercado mensual de artesanía y moda vintage de aire hipster es un plan perfecto para cualquier fin de semana, y más en ésta su edición de San Valentín. Genial para ir solo, en pareja o con la familia. Si no lo conoces todavía, reserva la fecha en tu agenda.


El Mercado de Motores se celebra en el Museo del Ferrocarril, situado junto a la estación de Delicias  -Paseo de las Delicias 61. (Metro L3 y Cercanías C1 y C10).
Permanece abierto de 11h a 22h tanto el sábado como el domingo (el segundo fin de semana de cada mes, excepto Agosto), y la entrada es gratuita. 

Próximas fechas:
13 y 14 de febrero
12 y 13 de marzo
9 y 10 de abril
7 y 8 de mayo
11 y 12 de junio
9 y 10 de julio






Adqusición lunática para tapar la webcam del portátil