miércoles, 4 de mayo de 2016

La Bodega de los Secretos

En una calle poco transitada del centro de Madrid, se esconde uno de los restaurantes más bonitos de la Capital: La bodega de los secretos.

Situada en la calle San Blas 4, y con una entrada bastante sencilla, entramos en una bodega con cuatro siglos de historia que han dejado Secreto tras Secreto.


En el siglo XVII esta zona de Madrid, próxima a Atocha, se rodeaba de campos de cultivo, es decir, un lugar idóneo para unas bodegas.  Por aquel entonces, eran los monjes quienes se ocupaban del vino y es por ello que esta bodega perteneció a la congregación de San Felipe de Neri.
Más adelante, las bodegas fueron escenario de otros secretos. Por ejemplo, en 1808 las tropas de Napoleón no consiguieron encontrar a los madrileños que aquí se ocultaban. Además, durante la guerra civil fue refugio de los bombardeos.
Por supuesto, este lugar tan misterioso, ha sido lugar de rodaje de películas, ruedas de prensa, exposiciones de arte...

En el interior del restaurante, la iluminación correctamente ubicada, muestra calidez al frío ladrillo de las bodegas. El restaurante, está dividido en múltiples compartimentos que varían en función del número de comensales pero que en su mayoría se encuentran inmersos en donde hace tiempo hubo tinajas.


Su carta consta de platos de la cocina mediterránea, elegidos con muy buen gusto. Hay gran variedad para cualquier tipo de comensal: entrantes fríos y calientes, arroces, pastas, carnes y pescados.
Os mostramos cuál fue nuestra selección:
Comenzamos con el aperitivo que te ponen al recibirte y que junto con el servicio de pan cuesta 2 euros. Un cous cous frío con ingredientes variados.

El pulpo a la brasa con aceite de pimentón de la vera y crema de patata trufada junto con las habitas baby con chipirones y cebolla confitada fueron los entrantes. De estos, sin duda la mezcla del pulpo con el aceite y la crema de patata fue todo un éxito, por su sabor tan intenso y buenísimo.


Como platos principales, el risotto cremoso de boletus y espárragos trigeros,la merluza sobre cremoso de patata y salsa bilbaína con un toque gallego y el bacalao confitado gratinado con allioli de pera y mascavado. Todo riquísimo y si os fijáis la salsa de la merluza era muy similar a la del pulpo, así que mejor aún, ya que nos había encantado.



Para finalizar, un buen postre como la tarta de queso sobre base de galletas y frutos rojos. ¡Sólo con verla podréis imaginaros el sabor que tenía! Mmmmmm


El precio de los platos no suele superar los 20 euros,lo cuál está genial, sin embargo, es la bebida lo que puede encarecer vuestra cuenta. 
Al finalizar la comida y para dejarnos con mejor sabor de boca, una persona lleva en pequeños grupos a los comensales a hacer un tour por las bodegas y contar su historia y muchas curiosidades.






Sin duda creemos que un lugar así lo debe conocer todo el mundo y que al menos en alguna ocasión especial como cenas románticas, aniversarios, cumpleaños...sorprendáis a vuestros acompañantes comiendo o cenando aquí porque hasta el momento, NO CONOCEMOS NADA IGUAL QUE LA BODEGA DE LOS SECRETOS.

El restaurante se encuentra como hemos indicado anteriormente muy próximo al metro de Atocha, Antón Martín e incluso Lavapies en la calle San Blas 4. Para reservar podéis hacerlo de diversas maneras:
-  En la web del tenedor, donde suelen hacer algún tipo de descuento: https://module.eltenedor.es/es_ES/module/33450-fe314#/1019895/dhp
- Por teléfono : 91 429 03 96/ 618 991 130

También os mostramos para los que quieran más información su web: 
¡Haced como nosotras que este restaurante deje de ser un secreto y comparte esta información con los demás!