domingo, 13 de noviembre de 2016

Destinos otoñales a 2h de Madrid: León




Hoy, por vez primera en nuestro blog, cruzamos las fronteras de nuestro Madrid para adentrarnos en lo que podríamos llamar otro barrio de la periferia de la gran megalópolis, puesto que León, con el nuevo trazado AVE, se encuentra a escasas dos horas del epicentro de España. 
Se trata de una ciudad histórica, con su catedral, la basílica de San Isidoro o el antiguo convento de San Marcos como atracciones turísticas por excelencia, sin olvidarnos también de su muralla, el Palacio de los Guzmanes, el Botines de Gaudí, la popular Plaza de las Palomas o también conocida como de San Marcelo, la mágica Plaza del Grano o el geométrico Auditorio. Sin embargo, ha sabido aprovechar su encanto para convertirse en una ciudad muy actual, con infinidad de planes que sirven como reclamo a los que escapan de la gran ciudad.

Acostumbrados a visitar una ciudad de Castilla y León por sus monumentos, es el momento de sorprenderse con un León innovador. Con este puente tendido hacia Madrid, era un imperativo modernizarse y sacar partido a una ciudad un tanto desconocida y por explorar. 

Planes culturales y festivales
Si lo que buscas es una excusa, acércate al Festival Purple Weekend (purpleweekend.com), que tiene lugar en torno al 4-8 de diciembre, punto de encuentro de grupos indie y alternativos, o vente a disfrutar de las exposiciones vanguardistas y trasgresoras del colorido MUSAC (Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León), cuya fachada evoca los colores de las impresionantes vidrieras de la Catedral y fue galardonado con el Premio de Arquitectura Española en 2003.
No debemos olvidar que el momento turístico estrella es la Semana Santa, que cuenta en algunos actos con el reconocimiento de Interés Turístico Internacional, además de la famosa tradición de tomar limonadas o "matar judíos". Si prefieres unas celebraciones más folklóricas y autóctonas, a principios de Octubre se celebra San Froilán, patrón de la ciudad, con el que se realiza un despliegue gastronómico muy importante, acompañado de numerosas romerías, un mercadillo medieval, espectáculos de luces monumentales y desfiles de carros engalanados, pendones y trajes populares.




Cocina de innovación y tapeo
Los platos típicos engloban: cocido maragato, botillo, cecina, morcilla y, en definitiva, embutido variado regado con vino Prieto Picudo. Pero recientemente León ha sucumbido a la cocina de vanguardia y la moda de los gastrobares.  
Podréis disfrutar en restarantes como Cocinandos (cocinandos.es), con una estrella Michelin. Su carta, que varía cada semana dependiendo de los productos disponibles en el mercado, se compone exclusivamente de un menú degustación. Con un concepto centrado en la experiencia urban food sorprende Becook (restaurantebecook.es). No hay ciudad a la última que se precie que no cuente con un restaurante inspirado en la cocina japonesa. Koi japonés (koijapones.com) presenta un listado de productos tradicionales nipones que te trasladan directamente al centro de Tokio. En la planta baja de esta instalación y unidos por un jardín vertical, se encuentra un gastrobar llamado Clandestino (clandestinoleon.es), que ofrece la posibilidad de tener diferentes ambientes en un mismo lugar.
Otros restaurantes que no te puedes perder son la pizzería la Competencia o la íntima y romántica pizzería al lado de la Catedral, el Foodie Burguer o Casa Mando.


Irse de cortos o de cañas (a la leonesa) es un ritual imprescindible en esta ciudad, abanderada de las tapas generosas, sabrosas e incluidas en la consumición.
Existe todo un peregrinaje de sitios a los que acudir, desde los más cosmopolitas, a otros que no han perdido su esencia antigua. Destacamos: El correo para degustar sus famosos burritos, la vinoteca Monalisa con sus descomunales tapas, el Tapas (nada más que añadir), la encantadora terraza de El Patio, el ambiente naif de la Trastienda del 13, las croquetas de El Rebote, la exquisita morcilla de La Bicha o las insuperables patatas de El Flechazo.
Para tomar algo más contundente, sin sentarse a la mesa a comer, Mamá Tere Restaurante Gastrobar tiene en su carta productos de la tierra convertidos en modernas raciones. Si lo que te gusta es la cerveza, y más si es artesanal, te recomendamos Four Lions Brewery o la Céltica, donde degustar cervezas de todo el mundo y algunas, incluso, de sabores.

Si buscas un local ecléctico y polifacético, donde tomar desde un desayuno, una merienda, comer, hasta cenar o tomarte una copa, te recomendamos encarecidamente ir a Zielo. Porque el dicho castizo se reformula ahora a la cazurra: de León al Zielo.



Y como no podía ser de otra manera, León se ha sumado a la moda madrileña de las terrazas. Con unas privilegiadas vistas a la Catedral, nos encontramos con la Azotea niMú (siguiendo los pasos de su predecesora en Madrid) con una carta deliciosa y un trato exquisito (nimuazotea.com) ofrece la posibilidad de comer, cenar o tomar algo con una calidad asegurada. El momento ideal para llegar a esta terraza es el atardecer, aunque la vista de la catedral de noche no tiene desperdicio.
La zona de marcha sin duda es la Plaza Mayor y sus aledaños, donde podemos encontrar pubs muy cool, el más exclusivo y refinado es el Glam Theatre.


Excursiones por la comarca
Si te quieres perder por la zona y dispones de un poquito más de tiempo, son de parada obligada: Ponferrada y su castillo templario, el inusual paisaje de Las Médulas, Astorga (que cuenta con otra obra arquitectónica de Gaudí, convirtiendo así a León, en la única ciudad con dos monumentos suyos fuera de Cataluña), las Cuevas de Valporquero, y el pueblo arriero de tradición centenaria, próximo a Astorga y hermoso donde los haya "Castrillo de los Polvazares".



Y como broche de oro, no podemos terminar este post sin invitaros a que visitéis los bosques de hayas o pinares de la provincia los cuales esconden rincones que esta temporada lucen colores únicos, aunque tampoco están nada mal el resto del año, con increíbles rutas de senderismo, la mayoría de ellas calificadas de fáciles o medias, para disfrutar en familia, con amigos o en pareja y perderse entre árboles milenarios.

Destacamos...

 El Faedo
La localidad leonesa de Ciñera de Gordón alberga uno de los bosques mejor conservados y más espectaculares de la provincia de León. El Faedo, un espacio mágico presidido por hayas centenarias que ha recibido importantes reconocimientos, entre ellos el premio al Bosque Mejor Cuidado de España, dentro de ser parte de una Reserva de la Biosfera, y que es uno de los imprescindibles de estas excursiones no solo en la provincia de León, si no en todo el país. 
Tampoco es difícil llegar, dirección a Asturias a una media hora de León, se encuentra Ciñera de Gordón. Únicamente hay que entrar al pueblo y seguir las señales para poder llegar al bosque. Es una ruta apta para familias y niños, ya que apenas tiene desnivel y un sendero de madera recorre la mayor parte de un bosque de leyenda. El recorrido es de unos cinco kilómetros ida y vuelta, por lo que se completa en unas dos horas, aunque merece la pena parar y disfrutar del paisaje.





 Pero también está el pinar de Puebla de Lillo, diversos pueblos al abrigo de los Picos de Europa, Ambasmestas en los Ancares Leoneses, el Hayedo de Canseco o el del Busmayor en el Bierzo, entre otros muchos.



En resumen, León mola, León está de moda y esperamos que con esta guía intensiva tengáis una excusa para visitar esta hermosa tierra.
Briconsejo final: si miráis billete de AVE con bastante antelación podréis encontrar billetes tan sólo por 16 euros.